¿Tu hijo con TDAH te saca de quicio
y te sientes culpable, perdida,
y ya no puedes más?

Deja atrás los gritos, la frustración y la angustia en 60 días
y afronta el día a día con tu hijo
desde la comprensión, la tranquilidad, el amor y la alegría

¡No estás sola! ¡Juntas recorreremos el camino!

Si eres madre de un niño con TDAH tal vez sientas que…

Has perdido el control y estás agotada física y emocionalmente

Estás angustiada, estresada y triste porque en tu casa solo se respira tensión, enfado y gritos.

Tu hijo se está alejando de tí y al pensar en su futuro solo imaginas la tormenta perfecta.

La hora de los deberes se ha convertido en tu peor pesadilla y tiemblas de impotencia en las reuniones con los profesores

Estás sola, tu familia y amigos no te comprenden, tu vida social brilla por su ausencia, y ya no tienes tiempo para tí misma.

Sé cómo te sientes, yo también he vivido en ese caos
y puedo ayudarte a salir de él

Beatriz
¡Hola! Soy Beatriz Fernández, tengo un hijo con TDAH y tal vez te suene mi historia.

A punto de cumplir los 12 años mi hijo mayor fue diagnosticado con TDAH.
Nuestra vida cambió a pasos agigantados. Él empezaba a tener problemas en el colegio y necesitaba cada vez más apoyo. Para colmo su tutora ni siquiera creía en el TDAH. A las dificultades que ya teníamos en casa, el miedo por su futuro, las dudas sobre la medicación y la incomprensión de nuestro entorno, añádele cero cooperación y todo tipo de obstáculos en el colegio.

¡Que impotencia, que frustración!

Mi vida entró en bucle. Reduje mi jornada de trabajo para poder estudiar con él por las tardes. Ya no teníamos vida familiar ni social, no tenía tiempo para mi, ni para el resto de la familia. Todo giraba en torno a exámenes, deberes y más exámenes. No se hablaba de otra cosa y todo eran gritos, órdenes. Yo estaba estresada, agotada, histérica. Estaba perdiendo a mi hijo, nuestra relación se deterioraba a marchas forzadas y la del resto de la familia también.

Recuerdo el día en que toqué fondo. Estaba sola con los niños, y no conseguía que Miguel hiciera los deberes. Me vi en el centro de la cocina tirando un plato al suelo y gritando desquiciada mientras los dos me miraban boquiabiertos.Y en ese momento pensé:

“¿Quién es esta loca que está gritando en medio de la cocina?
Esta no soy yo, no quiero ser una madre así».

Por suerte, por aquel entonces había empezado a asistir a la Escuela de Familias de ANHIPA.
Saber que no era la única chiflada que gritaba a los niños, que tenía pesadillas con los profesores, o que día sí, día también, salía de casa con la intención de enrolarse como grumete rumbo a Australia, fue un gran consuelo.
Ya no me sentía sola, podía compartir mis miedos, dudas y frustraciones con otras madres que me entendían. Además había empezado a comprender y aceptar cuáles eran las dificultades reales de mi hijo y el papel fundamental de las emociones. Pero a pesar de nuestro esfuerzo, veía como otras madres y yo misma perdíamos la paciencia y los nervios una y otra vez. Comprendí que no estaba en condiciones de ayudar a nadie, que mis emociones me traicionaban por que o no era consciente o no sabía gestionarlas. Con ayuda de la psicóloga de la asociación comencé a trabajar mi gestión emocional y a cuidarme. Volví el foco hacía mi y eso me permitió poder ayudar mejor a mi hijo. El ambiente en casa empezó a ser más alegre y relajado y recuperé su cariño.

¡Yo cambié y todo cambió!

Hoy sigo afrontando los retos que el TDAH supone para Miguel y nuestra familia, pero he aprendido a hacerlo sin desviarme de mis valores, con una actitud positiva y sentido del humor. Mi hijo sale adelante y yo he recuperado mi vida personal y familiar.

¡Tú también puedes conseguirlo!

No quiero que pases por lo mismo, por eso mi propósito es ayudarte
a gestionar tus emociones, a comprender y aceptar tus circunstancias
y a que te sientas más tranquila, fuerte y segura para ayudar a tu hijo.
Además quiero acompañarte.
Somos un equipo y no estarás sola.

Estos son los valores que me han guiado y que espero compartir contigo:

Aceptación

basada en comprendernos a nosotras mismas y en cuales son las dificultades reales que sufren nuestros hijos a causa del TDAH. Este es el punto de partida para que todo mejore.

RESPONSABILIDAD

de ofrecer siempre nuestra mejor versión, siendo conscientes de que nuestros actos dependen exclusivamente de nosotras.

ACTITUD POSITIVA

para enfrentar lo que nos ocurre con una mentalidad abierta que nos aleje del miedo y la frustración y nos permita vivir con alegría a pesar de los problemas.

AMOR

a nuestros hijos, que es lo que nos mueve, pero también y no menos importante amor a nosotras mismas.

Mi misión es ayudarte a conseguir que tu hijo con TDAH pueda desarrollar todo su potencial, a pesar de las dificultades y que con tu apoyo se convierta en una persona libre, consciente, responsable y feliz.

Mi visión es crear un gran equipo,
una comunidad de madres de niños con TDAH. Mujeres positivas, cero dramas, con sentido del humor, que nos apoyamos y luchamos con ganas por dar visibilidad al TDAH y por una integración plena de nuestros hijos en la sociedad, defendiendo sus derechos.

 Las madres de niños con TDAH estamos volcadas totalmente en
ayudar a nuestros hijos y en demasiadas ocasiones nos olvidamos de nosotras mismas, y dejamos de cuidarnos, no tenemos tiempo. Esto nos lleva a vivir en un bucle de estrés y emociones negativas que boicotean todos nuestros esfuerzos. Por eso he creado un método con el que tomarás consciencia de que
para cuidarle a él tienes que cuidarte tú.
Aprenderás que gestionar tus emociones y atender tus propias necesidades hará que te sientas más fuerte, saludable, con más energía y actitud positiva para afrontar los retos diarios que el TDAH supone.

Método «La senda del TDAH»

Programa de acompañamiento grupal con el que te ayudaré a
salir de la espiral de caos donde te encuentras.
Recorreremos juntas las etapas del camino:

Comprensión

Acepta las dificultades reales de tu hijo y desde la empatía podrás ayudarle y ayudar a otros a que también le comprendan y colaboren en su integración y aprendizaje.

PROPÓSITO FAMILIAR

Define tu propósito y tus valores familiares. Te servirán de guía y te ayudará a mantener el foco en la toma de decisiones y consecución de objetivos en todo lo referente a tu hijo.

COOPERACIÓN ESCOLAR

Consigue motivar a orientadores y profesores para que se involucren y podáis trabajar en equipo para desarrollar todo el potencial de tu hijo reforzando su autoestima y su integración social.

APOYO EMOCIONAL

Juntas profundizaremos en las emociones que te bloquean y te impiden avanzar en tus objetivos. Retoma el control de tu vida y descubre los beneficios que la gestión emocional supone para ti y tu familia.

Método «La senda del TDAH»

Programa de acompañamiento grupal con el que te ayudaré a
salir de la espiral de caos donde te encuentras.
Recorreremos juntas las etapas del camino:

Comprensión

Acepta las dificultades reales de tu hijo y desde la empatía podrás ayudarle y ayudar a otros a que también le comprendan y colaboren en su integración y aprendizaje.

PROPÓSITO FAMILIAR

Define tu propósito y tus valores familiares. Te servirán de guía y te ayudará a mantener el foco en la toma de decisiones y consecución de objetivos en todo lo referente a tu hijo.

COOPERACIÓN ESCOLAR

Consigue motivar a orientadores y profesores para que se involucren y podáis trabajar en equipo para desarrollar todo el potencial de tu hijo reforzando su autoestima y su integración social.

APOYO EMOCIONAL

Juntas profundizaremos en las emociones que te bloquean y te impiden avanzar en tus objetivos. Retoma el control de tu vida y descubre los beneficios que la gestión emocional supone para ti y tu familia.

¿Qué incluye el programa?

7 sesiones grupales online
donde avanzaremos juntas a través de las diferentes etapas

1 sesiones individual online
donde analizaremos de forma más personalizada como afrontar tu situación

Bonus extra

Seguimiento durante un mes en un grupo privado de whatsapp

Ejercicios y material descargable para sacar el máximo partido al programa

¡Garantía!

Si tras la primera sesión decides que el método no te puede ayudar,no pasa nada, te devolvemos el 100% del importe.

Este método ES PARA TI si:
N
Sientes que puedes recuperar la relación de amor y cariño que siempre soñaste tener con tu hijo y tu familia y alejar gritos y reproches de tu vida.
N
Si necesitas compartir tus miedos, dudas y dificultades conmigo y con otras madres que estamos viviendo lo mismo para dejar de sentirte sola.
N
Tienes una mentalidad abierta y estás dispuesta a cambiar las creencias limitantes que te impiden gestionar tus emociones y aceptar tu realidad.
N
Crees que ahora debes poner el foco en ti, en cuidarte, para dejar de estar agotada, estresada, angustiada, porque así no estás en condiciones de ayudar a nadie
Este método NO ES PARA TI si:
M
Crees que no tienes un papel clave en la evolución y desarrollo de tu hijo con TDAH.
M
Piensas que con un tratamiento farmacológico o psicoterapéutico es suficiente para ayudar a tu hijo y tu responsabilidad no va más allá.
M
Crees que las cosas pueden cambiar aunque tu no hagas nada para conseguirlo
M
Piensas que no merece la pena invertir tiempo y dinero en mejorar tu situación para mejorar la de tu hijo.

¿Qué tienes que hacer para poder entrar en el programa de acompañamiento ?

FORMULARIO
Cumplimenta el formulario que encontrarás al final, para que nos conozcamos mejor
SELECCIÓN
Estudiaré tu caso para ver si mi programa te puede ayudar
LLAMADA
Te llamaré para confirmar si estás dentro del grupo.

¡IMPORTANTE!

El grupo estará formado por sólo 10 personas, para que sea lo más efectivo posible.
Una vez completado se cerrará el acceso.

Preguntas frecuentes ¿Todavía tienes dudas?
¿Necesito ayuda para mi hijo cómo me vas a ayudar tú?
Ahí está la clave, tu hijo necesita una madre que esté en las mejores condiciones físicas y sobre todo emocionales ya que tu papel no solo es clave en el ámbito familiar y social, sino que además tendrás que tomar decisiones y coordinar a médicos, terapeutas, orientadores, profesores, tú debes llevar las riendas y debes estar preparada. Yo te ayudaré a tí para que tú puedas ayudarle a él.
¿Porque me va a ayudar este programa, si no eres psicóloga ni terapeuta?
Eso es precisamente lo que me diferencia de otros programas, que yo he vivido en mis propias carnes lo que tú estás sufriendo y he encontrado un camino para poder mejorar mi vida y la de mi hijo en todos los ámbitos.
¿Porque un acompañamiento grupal y no individual?
Sentirnos acompañadas y apoyadas por otras madres en las mismas circunstancias, y compartir nuestras diferentes experiencias y aprendizajes resulta mucho más enriquecedor.
¿Qué pasa si inicio el programa y me doy cuenta que no está pensado para mi?
No hay problema, si en la primera sesión crees que no te voy a poder ayudar te devuelvo el 100% de tu dinero.

¡Recorre conmigo la senda del TDAH!

Retoma el control de tu vida
y lleva de nuevo la alegría a tu familia. Siéntete capaz de ayudar a tu hijo a desarrollar todo su potencial y a ser feliz a pesar de las dificultades.

¡¡Toma acción ahora para conseguirlo rellenando el formulario!!